¿Y por qué voy a querer yo rehabilitar mi casa?

Luis Álvarez Ude*

¿Y por qué voy a querer yo rehabilitar mi casa para que sea más eficiente? El informe GTR 2014: ‘Estrategia para la rehabilitación’ contiene las claves para transformar el sector de la edificación en España. Esta es la tercera publicación lanzada por el Grupo de Trabajo para la Rehabilitación (GTR), un colectivo de expertos surgido en el Congreso Nacional del Medio Ambiente (Conama) de 2010 para promover la transformación del sector de la edificación del país en un nuevo sector de la rehabilitación. Sí, a veces los congresos sirven incluso para pasar de las palabras a las acciones. El arquitecto Albert Cuchí y el consultor Peter Sweatman dibujan punto por punto todo lo que habría que hacer en España para impulsar realmente un plan de rehabilitación de edificios a gran escala.

Del trabajo se desprende que los beneficios económicos, sociales y ambientales de rehabilitar los edificios más ineficientes son muchos: reducción de la dependencia energética del país (76%), mejora de la balanza comercial, creación de empleo -150.000 puestos de trabajo directos estables y de calidad-, disminución de las emisiones de CO2, etc. Sin embargo, por muchas que sean las ventajas para el conjunto de la sociedad, no hay que olvidar que en esos edificios que se podrían rehabilitar viven personas dentro. De ahí mi pregunta inicial: ¿Y por qué voy a querer yo rehabilitar mi casa para que sea más eficiente?

Muy a pesar nuestro, la eficiencia energética o la lucha contra el cambio climático todavía no está entre las prioridades del ciudadano medio. Nuestro empeño es conseguir que sí llegue a serlo. Mientras tanto, el principal argumento que se suele dar para convencer a los propietarios de las viviendas es lo mucho que pueden reducir su factura energética: GTR calcula que es posible reducir un 80% el consumo de calefacción de las casas más ineficientes. Sin embargo, en muchos casos, hoy por hoy esto todavía no es suficiente para cubrir el coste de una rehabilitación en un tiempo razonable, lo será seguro si sigue subiendo el precio de la energía.

El informe presenta unas cuentas realistas: con los ahorros obtenidos en calefacción se podría cubrir de media un 45% de la inversión necesaria para rehabilitar una casa y con los ahorros en agua caliente sanitaria otro 8%. Para que sea viable el modelo propuesto, a esto habría que añadir ayudas públicas -un 25% de la inversión- y una aportación del propietario (22%), estimada esta última en unos 6.000 euros.

¿Pagaría usted 6.000 euros para reducir a largo plazo su factura energética y para ganar en confort en su casa? Lo que dice el informe es que esa aportación del propietario se vería compensada en el momento por la llamada ‘Plusvalía Verde’. Esto es el incremento que se produce en el precio de aquellas casas energéticamente más eficientes. Se estima que rehabilitación energética puede revalorizar hasta un 10% una vivienda.


*Luis Álvarez Ude es eldirector General de Green Building Council España (GBCe) y uno de los coordinadores del GTR.

Post publicado originalmente en la web pisos.com el pasado 10 de febrero de 2014.
[Imagen: Aitor Aguirregabiria (Flickr)]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s