¿Qué tienen que ver unas zapatillas con la biodiversidad?

Amanda del Río*

Aunque a veces no lo parezca, cualquier empresa está vinculada de una forma u otra a la biodiversidad, siendo clave el capital natural para su futuro y estrategia. Paradójicamente, las decisiones en las compañías se toman en base a datos económicos que no tienen en cuenta para nada los servicios prestados por la naturaleza.  ¿Cómo corregir este error con tantas implicaciones negativas? Un caso de estudio interesante comentado en el grupo de trabajo sobre Empresas y Biodiversidad (GT-5) de Conama 2014 es el sistema de cálculo de Pérdidas y Ganancias Ambientales puesto en práctica por la marca deportiva Puma.

Lo cierto es que algunas empresas empiezan a entender la gestión proactiva de la biodiversidad como una oportunidad. Una Cuenta de Pérdidas y Ganancias Ambientales (Environmental Profit and Loss Accounting)  mide el impacto económico de la marca sobre los ecosistemas, es decir, asigna un valor monetario a los impactos a lo largo de la cadena de suministro en agua, suelos, contaminación, residuos… En el caso de Puma, la compañía estima que debería pagar 145 millones de dólares por los impactos generados por sus operaciones económicas, la mayor parte vinculados al agua y las emisiones de efecto invernadero.

 

cuadro pumaEn este mismo sentido, el Grupo Kering (antes se llamaban PPR) -uno de los líderes mundiales del lujo del que es subsidiaria Puma- espera publicar las cuentas para todo el grupo en 2016. Su estrategia es mejorar su compromiso y transparencia como ventaja competitiva, para afrontar riesgos e identificar oportunidades.

Este es un primer paso, pero que todavía cuesta dar a muchas compañías. Considerando un gran potencial para este campo incipiente, en la primera reunión preparatoria para el Congreso Nacional de Medio Ambiente de noviembre en este grupo de trabajo decidimos centrarnos en tres cuestiones clave para seguir avanzando: los indicadores que permitan evaluar la rentabilidad de las inversiones que realizan las empresas en biodiversidad, la comunicación y la conectividad (para saber qué especies y hábitats están recibiendo financiación privada y cuánto dinero está invirtiendo el sector privado en biodiversidad, de manera que podamos así conectar proyectos entre empresas).


*Amanda del Río trabaja en la Fundación Global Nature y coordina el grupo de trabajo Empresas y Biodiversidad de Conama 2014. Puedes consultar el programa del congreso en www.conama2014.org.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s